Cómo combinar una camisa azul marino de hombre

Felix
Felix

De entre todas las prendas de ropa para hombre capaces de combinar con un outfit elegante, las camisas se llevan la palma.

Y, si tenemos que decantarnos por el color, las de color azul marino son perfectas para todo tipo de eventos.

Pero para combinarlas se requiere algo de pericia y un poco de arte, así que, si necesitas ayuda para sacarle todo el partido a tu camisa azul marino, echa un vistazo a todas las formas posibles de combinarla.

Tips para combinar una camisa azul marino de hombre con éxito

Seguramente habrás visto más de una camisa azul marino en todo tipo de eventos: fiestas, bodas, graduaciones… Y es que es una de las prendas que mejor funcionan en el armario masculino.

Pero para poder disfrutar de las bondades que ofrece hay que algo más que ponérsela y ya está: hay que combinarla con gusto.

Ten en cuenta los siguientes aspectos para aprovechar al máximo tu camisa azul marino:

1.- El blanco le sienta de miedo. El azul ha combinado tradicionalmente de fábula con el blanco, sobre todo en los conjuntos náuticos.

Por eso, no es de extrañar que las camisas azul marino funcionen tan bien con pantalones o chaquetas blancas.

Son uña y carne y queda patente en cada combinación protagonizada por este dúo cromático. 

2.- Nada de combinaciones de contrastes. Al margen del producido por el blanco, olvídate de los experimentos con el azul marino.

Nada de rojos, verdes, naranjas ni ningún otro color vivo que produzca efectos extraños.

3.- Que otros colores no lo eclipsen. Precisamente por eso se evitan los colores llamativos: el protagonista debe ser el azul marino.

Si otro color acaba por llamar la atención más que el propio azul, la combinación fallará y el atuendo quedará en un mero experimento fallido.

4.- Rehúye del dorado. Hay quienes tratan de aprovechar el azul para incorporar detalles dorados.

Aunque sobre el papel el azul marino y el color de oro son espléndidos juntos, en moda no funcionan tan bien y conviene evitar que aparezcan juntos en demasiadas superficies juntos.

Hay camisas que incluyen pequeños detalles dorados, pero son mínimos. Cuanto menos, mejor.

Combinar una camisa azul marino de hombre con pantalones a cuadros

Los pantalones a cuadros no se llevan desde hace un tiempo, pero los grises quedan especialmente bien con camisas de color azul marino y cuando sobre esta va una chaqueta de color negro.

El conjunto queda muy armonioso, sobre todo si se recurre al calzado bicolor para resaltar los contrastes.

Una idea estupenda es dejar que las zapatillas complementen la mezcla de azul y negro de la parte superior del cuerpo, lo que le dará más coherencia al outfit.

¿Queda bien combinar una camisa azul marino a cuadros con vaqueros?

Por supuesto que queda bien, y si los vaqueros son de color claro, mejor que mejor.

Aquí hay dos colores que debes tener presentes para los pantalones vaqueros: el blanco y el beige.

El primero funciona especialmente bien en ocasiones más serias, sobre todo en eventos donde la vestimenta lo es todo.

Por su parte, el segundo es una excelente alternativa a los conjuntos más tradicionales de vestir, dando un tono de frescura al outfit.

¿Sigue siendo una buena idea combinar una camisa azul marino con vaqueros negros?

Aunque en realidad son los colores claros los que casan bien con el azul marino de las camisas, si hay un pantalón vaquero de tonos oscuros que también da buenos resultados con la camisa azul marino ese es el negro.

Además, con él podrás jugar más con los contrastes, utilizando un calzado que aporte una nota de color a todo el conjunto y haciendo que el atuendo quede estéticamente perfecto.

¿Se puede combinar una camisa azul marino con pantalones rojos?

Sobre el papel es una aberración, ya que el azul marino y el rojo son incompatibles, colores diametralmente opuestos que no tienen nada en común.

Es cierto que ambos colores pueden dar buenos resultados en complementos de moda pequeños, como bolsos, zapatillas, gorras y relojes deportivos, pero no cuando hablamos de las dos prendas principales del vestuario.

Aun así, si quieres llamar la atención y ser el centro de todas las miradas, la combinación invertida de los colores, con el rojo en la parte de abajo y la camisa azul marino ocupando el tren superior del cuerpo, puede dar buen resultado.

La mejor forma de combinar una camisa azul marino con unos vaqueros

Hay veces que lo más sencillo es lo más efectivo, sobre todo cuando se busca la elegancia por encima de todo.

Para eventos donde se exige el máximo de los respetos, como funerales o entierros, un conjunto basado en una camisa azul marino con pantalones y zapatos negros puede ser una buena forma de apostar por la comodidad, la funcionalidad y la solemnidad.

También puedes apostar por aumentar un punto la escala de colores luminosos, incorporando unos vaqueros del mismo tono azul marino que la camisa y aclarando el calzado, con zapatos de ante marrones.

¿Es mejor combinar una camisa azul marino con una camiseta clara u oscura?

Depende. Si planeas llevar la camisa cerrada y solo buscas una capa fina que abrigue algo más que la camisa a secas, una camiseta oscura te hará un buen papel, pero si lo que pretendes es desabrocharte la camisa para dejar ver la camiseta, entonces apuesta por la blanca.

Al recurrir al blanco, tu parte superior destacará por haber aumentado un plus su sofisticación, aumentando además las opciones con las que puedes combinar el resto del cuerpo.

Por ejemplo, al incorporar una camiseta blanca, una excelente idea es apostar por calzado blanco a juego con la pieza secundaria de tu atuendo, con el fin de darle más armonía al conjunto.

En cambio, si lo que pretendes es reducir las notas de luminosidad del conjunto, opta por el negro para hacer que el azul esté integrado de una forma mucho más mimética.

A la hora de combinar una camisa azul marino, ¿esta debe ir abierta o cerrada?

Eso es algo que depende del contexto y de la época del año en la que te encuentres.

En verano no hay color: dado que predominan los eventos sociales distendidos con familiares y amigos y que es raro encontrar temperaturas diurnas que bajen de los 25 ºC, llevar la camisa desabrochada si llevas una camiseta debajo va a ser tu mejor opción.

En cambio, si no llevas nada debajo o si la camisa va a formar parte de tu outfit invernal, no vas a tener más remedio que optar por la versión abrochada.